Wednesday, November 10, 2010

PESCANDO EN LA BRETAÑA FRANCESA TRANQUILAMENTE

Cita: “Un pescador siempre reconoce a otro pescador, por muy lejos que éste se encuentre…”
(Michael Douglas en Wall Street 2)


PRÓLOGO: EL BASS Y EL REFLEJO PAULOVIANO

Cita: “El rattle se les está metiendo en la genética al bass (J. Mateu)”

Fue el científico Ivan Pavlov el que demostró hasta qué punto se puede condicionar un estímulo con la incitación a un comportamiento, como bien puede ser el ruido de una campana o un cascabel con la activación a comer. Pues bien, está claro que cuando en los 80 el bass se sacaba fácilmente con una cucharilla giratoria truchera o incluso con la cucharilla de lana roja hoy día las tendencias pasan por el drop-shot a lo finese con cut-tail y cosicas que como diría un “chanante” son de “mírame y no me toques”. Que el bass ha aprendido qué es lo que se come y qué es lo que ya no se come es un hecho “en términos globales”, pues en términos locales siempre la meteorología o no se sabe qué hace que un día este tipo de pez entre a casi cualquier cosa. O todo lo contrario, según le dé en gana.

Más discutible es si este tipo de condicionamientos se heredan, como sostiene J. Mateu. Eso que el amigo Félix Rodríguez de la Fuente llamaba “memoria de especie” y que llevaba al hecho de que por ejemplo las cabras hispánicas eran capaces de alertarse ante la presencia de una víbora, a la que asumían venenosa, y a ignorar a una culebra, al considerarla inofensiva. Y digo discutible porque el hecho de que un carácter se modifique en vida y se disponga para ser transferido a la siguiente generación constituye el gran error que la ciencia atribuyó a la teoría de la evolución del mismísimo Charles Darwin. No, desgraciadamente los caracteres no se modifican en vida, aunque sí acertó con el entorno de criba que era la selección natural. La solución vendría con el concepto de mutación genética, que no aparecería hasta el siglo XX.

¿Es entonces una buena opción el usar crankbaits con sonajero? Una revista de pesca te aconsejaría algo como esto: “para los días en que los peces están activos es bueno emplear señuelos con sonajero; por el contrario, para los días en que los peces están difíciles, es mejor decantarse por señuelos silenciosos y realistas…”. Obvio consejo que suele indignar de lo lindo a mi compañero Javi, quien no tarda nunca en decir cosas como “para peces activos…¡no me jodas!”

Pues bien amigos,cual Hamlet, “con rattle o sin rattle…he ahí la cuestión”.

CAPITULÍN 1: “PESCANDO CON LOUIS XIV”

La Bretaña es, sin duda, la región de los castillos. Puedo imaginar a los Borbones de la época caminar por los jardines mientras se preguntan cómo andarán los peces del lago. En la Bretaña existen innumerables castillos que cuentan con superficies piscícolas de interés. Algunos son de carácter privado pero en otros uno se puede pasear y echar unos lances mientras contempla una maravilla de la arquitectónica medieval o renacentista. Preciosos jardines, fuentes y cisnes acompañan el discurrir del paseante. Particularmente he probado la pesca en dos de estos castillos. En el precioso castillo de Challain (arriba) y en el de Combourg.

En este último me entró un pequeño lucio a un pikie que me dio Cisco tras nuestra compra en Reims. ¿Te acuerdas, Cisco? Jorge dirá que este pikie "es muy de Cisco". En fin, que el bicho pescó. Y es que, “si un señuelo le gusta a Cisco, ese señuelo no se cuestiona, se acata”.


CAPITULÍN 2: LA IMPORTANCIA DE LLAMARSE « SPINNER »

Cita (de Paco Revert intentando endosarme una de esas rapalas que nadie compra: “¡Llévate ésta…todas pescan!”

La escena tuvo su gracia. Un ribereño entrado ya en edad se interesó por la cucharilla esa con faldones (una spinner) que llevaba montada Javi. Éste, sin ningún tipo de prepotencia, quería explicarle al hombre que nosotros conseguíamos los señuelos por Internet:

- Nosotros es que compramos estos señuelos en EEUU.

A lo que el hombre contestó:
- ¡Pero si de estos aquí también hay!

Pues bueno. En Francia casi siempre suelo empezar con una spinner, aunque mi novia, algo escéptica, me haya soltado que “en este lago yo creo que no hay pulpitos”. Para aguas tomadas es un señuelo polivalente donde los haya, tanto por las especies a las que va dirigido como por la profundidad a la cual la puedes trabajar.

Me gusta, me gusta…

¡Toma percota!

Pues bien, la repera ya es ponerte uno de los “superseñuelos”, la spinner Ximo baits. Vete pensando en adquirir una…

Si es que ya lo dijo el gran Paco: “¡Todas pescan!”

CAPITULÍN 3: LOS PANTANOS DE LA BRETAÑA: VERZINS, GUERLEDAN Y LA CHEZE

Cita (de Cisco, sobre si era mejor pescar arriba o abajo de una presa):

“Es mejor abajo…hay más sedimentos”.

La verdad es que la región de Bretaña no cuenta con muchas montañas que propicien la creación de presas. Pero “son todas las que están”, y las que hay están bastante bien para la práctica del lance ligero. Las 3 cuentan con los tres predadores por excelencia europeos: lucio, luciopercas y perca fluvialitis.
La más bonita y abrupta es la de Guerledan, cerrada entre montañas y con una vegetación de helechos que parece que estés pescando en una selva tropical. Cuenta con una buena población de lucios. No es extraño ver a “pros” franceses entrenarse aquí los fines de semana.

Similar a esta última es el embalse de Verzins, donde muchos aficionados se dan cita casi a diario. La verdad es que las dos veces que lo he visitado he hecho porra. “No es oro todo lo que reluce”.
En La Cheze he cogido yo bastantes percotas europeas, y algún que otro luciete. Me gusta este embalse. Pequeño y coqueto se encuentra a tiro de piedra de Rennes, la ciudad por excelencia de las terracitas en la calle.

Por cierto, la primera vez que vi a este animal me dije: “Ostias…¡una nutria!”.

Para luego rectificar y decirme “no,no…eso es una rata de agua; pero joder…¡qué rata!” Pues bueno, la verdad es que el animal en cuestión es un ragondin, y es bastante frecuente en las aguas francesas…como se dijera en su día de Pixi y Dixi:

“¡Mardito roedore!”

CAPITULÍN 4: PESCANDO EN EL RÍO VILAINE: DIFERENCIAS ENTRE “LO QUE HAY” Y “LO QUE SE HACE”

Cita (de Javi, según la rumorología popular): “Kevin Van Damm es capaz de tirarse 6 horas sin picada y no perder la concentración”

Cuando uno llega al río Vilaine se asombra por lo caudaloso que es. Un río grande, profundo, navegable, poderoso, turbulento,… y rápidamente se le hace a uno la boca agua. Se trata de un río como el Ebro nuestro en su curso bajo, y es famoso por ser el río donde se sacan siluros en la Bretaña así como por ostentar el récord de lucio de la región con 126 cm. Además cuenta con percas europeas, luciopercas y localmente en la zona de Rieux donde me dispuse a pescar, con Black-bass. Todo esto es “lo que hay”.

Ahora bien, tras tres o cuatro horas dando cañazos a izquierda y derecha, probando al principio con spinner, pasando con algún crankbait y luego con pikies…me comí una porra de órdago. Y claro, como que perdí la concentración. Y comencé a dar cañazos (en el sentido tenístico del término) sin ton ni son.
Es como cuando vuelves de la pesca y tu vecino te pregunta:
- ¿Qué has cogío?
- Náa- le contestas.

Pues bien, tal y como bien pudiera suceder en el también enorme Mequinenza. Ná. Eso es lo “que se hace” en este hermoso y caudaloso río…Para que conste la diferencia entre “lo que hay” y “lo que se hace”.

CAPITULÍN 5: “ NO, NO ES AMOR…ES UNA OBSESIÓN…” (de una canción de Bustamante, creo)

3 sitios 3. Solamente, donde uno puede toparse con algún Black-bass en una región tan vasta como la Bretaña. Y son, el estanque de Rodoir, en la Vilaine a su paso por Rieux y en las marismas de Glenac. La impresión que uno se lleva de estas últimas, con sus nenúfares y troncos de árboles sumergidos, es brutal; "Me voy a hinchar" se suele decir uno nada más verlo.

Al principio no le di importancia. En definitiva coger un bass más o menos es una cosa que no me quita el sueño. Pero el caso es que, tras visitar los tres sitios y comerme tres soberanas porras, el coger un Black-bass en la Bretaña se tornó para mí en una obsesión. Cualquier chapoteo en el agua creía que era un bass que boqueaba, creía verlos en cada récula, los presentía,…”estáis ahí” …me decía. Pero día tras día…porra ¿Habré perdido facultades? ¿No me acordaré ya de qué va esto? ¿Me habré convertido en un basto cucharillero de lucios? (algunos pensarán que nunca dejé de serlo) .

Pensé que de tan dificultoso que me estaba siendo coger mi primer bass lo imaginé enorme, pues no en vano tanto tanto esfuerzo no podía traer como consecuencia un pez pequeño. Y a sabiendas que en Francia se pescó el Black-bass más grande de Europa me imaginaba aquello que Jorge recordaba como “El récord de Cisco por los aires…” Y mi nerviosismo aumentaba. Pero de repente, un temor me sobrevino: “que cuando tuviera mi primera y única picada…fallaría el pez”. Y mientras sudaba y sudaba…

CAPITULÍN 6: “ESTÁN CLARICOS”

En Rieux los pescadores me decían que allí había pocos black-basses, que era mejor ir a Glenac. En Glenac, por el contrario, me decían que era más probable cogerlos en Rieux. Una cosa deduje tras haber dedicado en vano 7 (quizá fueran 8) jornadas de pesca intentando coger mi primer bass bretón. Lejos de pensar que aquellos pescadores locales no querían que pescara en sus respectivas aguas, pues en definitiva eran pescadores de ciprínidos y/o percas, lo que deduje es que en la Bretaña francesa el Black-bass escasea. Y como yo no puedo colgar mi foto con ningún bass, aquí os dejo con el tochete del colega que aparece en la revista regional de pesca que te dan anualmente al sacarte la licencia, cogido,y eso puedo constatarlo, en Glenac.


La verdad es que basses, en mi modesta opinión, he podido comprobar que hay poquitos. O como suele decir mi padre:

“Están claricos”



(Continuará...)

Firmado: Jaime F.
De la Real Academia de los Peces



video

5 comments:

cisco said...

Impresinante, como siempre, sobre todo esos parajes tan preciosos que como bien dices, "me voy a hinchar".
Haber si estas navidades podemos hacer una salida luciera.
Respecto al bass breton, animo, como yo mismo diria "segur que algun dia sona la flauta" Un abrazo

Administrador Blog - Yol said...

hola Jaime estamos en el club y aun sin leer tu cronica -demasiado ruido ahora y se merece otro tempo- ya se nos hacen los dientes rios de pensar en leerla..... hablamos de ti "pa bien" y seguiremos con los comentarios.... de momento un beso y unos abrazos desde aqui

Miguel said...

Que crak Jaime!!

No pierdas la esperanza hombre, seguro que el dia que menos te lo esperas....PATAPAM!!jeje

Avisa cuando te vengas para valencia y salimos un dia de pesca, a tu querido Tous, a ver si ayi sale algun bass los buenos.

Un saludo y cuidatee

Jorge said...

Jaime, una cronica brillante, un paseo per els millors puestets de la Bretanya Francesa. Las fotos de los embalses son increibles, una lastima que la pesca no sea tan abundante como pareciera.

Muy bueno lo del pikie sicodelico de Cisco, nunca dejare de sorprenderme.

Muchas gracias por esa magnifica cronica que estaba esperando que saliera del horno tras semanas viendola en modo borrador.

Como dice Miguel, cuando te pases por Espanya con tiempo para ir de pesca, peganos un toque y hacemos una salida a Tous.

Un abrazo.

Javi said...

Faltaba yo, por fin he tenido tiempo para leerla con calma y disfrutar como siempre con la crónica de Jaime.

Grande como siempre compañero, ya sabes que tienes una tarea pendiente cuando vuelvas, además de echar la cerveza que ya lo hicimos la última vez.

Sólo una pequeña corrección que estoy seguro que ha sido un desliz en tu vasta cultura. El que promovía que el caracter se desarrollaba en vida y luego se heredaba no fue Darwin sino Lamarck, creador de la teoría de los caracteres adquiridos o "Lamarckismo". De algo me ha tenido que servir ser biólogo jajaja.

Un abrazo a todos/a y suerte a los que hayn ido hoy a pescar o vayan el domingo.